El streaming hizo crecer 35% la industria musical en la Argentina

La industria de la música gozó de su primer crecimiento desde el inicio de la era de internet gracias al streaming, informó la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI).

Las ventas mundiales de música online y en soporte físico aumentaron 3,2% en 2015 con respecto a 2014 para alcanzar los USD 15.000 millones, debido a un fuerte crecimiento de suscripciones a los servicios en streaming.

Es la primera vez que las ventas aumentan más que marginalmente desde 1998, cuando crecieron 4,8% con respecto a 1997.

También es la primera vez que la música online representa en las ventas una parte más importante (45%) que la música en soporte físico (39 por ciento).

En ese contexto, América Latina fue, por quinto año consecutivo, la región con mayor alza en ingresos: 11,8%. Los del sector online aumentaron 44,5%, más de cuatro veces el promedio global. Los ingresos por streaming crecieron 80,4 por ciento.

Brasil y la Argentina son los dos mayores mercados de la región, pero el país vecino vio cómo los ingresos cayeron 1,8% y los del país aumentaron 34,8 por ciento.

En la Argentina operan Apple Music, CienRadios, Claro Música, Daily Motion, Deezer, Google Play, Groove Music Pass, Guvera, iTunes, Larala, Microsoft Music Store, Movistar, MTV, Napster, Personal, Spotify y YouTube.

Poder al streaming
A pesar de los números positivos, las ventas de música aún se ubicaron un tercio por debajo de las que se registraron a finales de la década de 1990, cuando los aficionados de la música comenzaron a escuchar sus temas favoritos en páginas en internet, incluyendo las formas ilegales.

El rápido crecimiento de los servicios de streaming como Spotify, que permite escuchar música a demanda de forma ilimitada, logró que las ventas de música por internet superaran las decaídas ventas de los discos físicos por primera vez el año pasado.

Según la IFPI, 68 millones de personas en todo el mundo se suscribieron a algún servicio de música online, frente a los 8 millones que lo habían hecho en 2010, cuando comenzaron a llevarse estas estadísticas.

Los beneficios del streaming aumentaron 45,2% el año pasado y prácticamente consiguieron igualarse a las ventas provenientes de las descargas digitales en iTunes y otros sitios que no son de escucha online.

De todos modos, no es todo color de rosas para la industria y los ingresos siguen lejos de su potencial.
<blockquote><em>”El valor de la música todavía no está siendo totalmente reconocido. Hoy en día hay mucho optimismo en nuestra industria, pero nos falta mucho para decir ‘misión cumplida'”, dijo Stu Bergen, CEO de servicios comerciales internacionales de Warner Music Group.</em></blockquote>
Sin mencionar a YouTube explícitamente, la IFPI atacó a otras “plataformas de contenido subido por los usuarios” como un persistente drenaje para la industria.

Unas 900 millones de personas escuchan música gratis a través de sitios que obtienen ingresos por la publicidad. Sin embargo, los ingresos generados para la industria de la música en estas páginas es apenas un cuarto de lo que se obtiene a través de suscripciones a servicios de streaming.

Comportamiento en el mundo
La salud de la industria musical varía en cada país, no sólo por las tendencias de negocios sino también por los niveles de popularidad de los artistas locales.

Japón, el mayor mercado después de Estados Unidos, vio crecer sus ventas 3% luego de varios años de fuertes caídas, gracias en parte a la introducción del streaming, incluyendo Apple Music.

Además, el crecimiento de la industria coincidió con un notorio aumento en las ventas de música en China, con ingresos de casi 64 por ciento.

China se destacó por la piratería, pero los grandes sellos discográficos y gigantes como Apple hicieron avances importantes en la nación más poblada del mundo.

Edgar Berger, presidente de Sony Music internacional, dijo que China debería ser uno de los mercados con mayor índice de consumo y no el número 23, como ocurre actualmente.

Comentarios

Comentarios