Por inflación, el Gobierno modificará impuestos internos a los autos

Hoy, 30 de junio, venció el actual decreto de impuestos internos para los autos en la Argentina. Actual normativa rige desde el 6 de enero (ver decreto). Si no surjen demoras –olvidos, internas-, como ocurrió en enero pasado (ver abajo), el nuevo decreto debería publicarse mañana viernes en el Boletín Oficial.

 

Se sabe que, por efecto de la inflación, el Gobierno subirá la base imponible de este tributo. Lo que no está definido es cuánto aumentará y cómo se establecerán las nuevas escalas.

La publicación del nuevo decreto es fundamental para que los concesionarios puedan facturar autos mañana con la nueva normativa. En un mercado deprimido (ver anticipo de patentamientos de junio), cualquier demora administrativa impactará en las ventas.

El diario Ámbito Financiero publica hoy un informe donde detalla las diferentes posturas que hay en el Gobierno sobre la renovación de este impuesto.

Nota del diario Ámbito Financiero

Define el Gobierno cambios en impuestos para autos

Por Horacio Alonso

Durante la presentación ayer en Casa Rosada de la Ley Nacional de Autopartes, un empresario automotor se acercó a un funcionario para consultarlo respecto a cómo se modificarían las actuales escalas de Impuestos Internos para el sector que vencen esta noche.

“Estamos trabajando en eso” fue la escueta respuesta que recibió.

Es que en el Gobierno, hasta el cierre de esta edición, no había una posición definida en cuánto a cuál sería el incremento porcentual de la base imponible de este tributo que afecta a los autos más caros. La preocupación de los hombres de empresa es porque, al no haber una decisión oficial hoy, a partir de mañana se paralizarán las ventas en el segmento de vehículos de alta gama por falta de precios.

autos-1

En los últimos años, la base imponible se viene ajustando semestralmente acompañando, de alguna manera, a la inflación.

La actual gestión prorrogó en enero la aplicación de este tributo con vigencia hasta hoy, pero hay divergencias entre el ministro de Producción, Francisco Cabrera, y el de Hacienda, Alfonso Prat Gay, sobre cómo modificarlo para el segundo semestre.

La posición que contaría con más chances es la de aplicar una suba cercana al 15%, como pedía ADEFA. No hay un porcentaje exacto porque el incremento sería de una suma fija. Actualmente hay tres franjas. Los 0 km de hasta $350.000 están exentos, desde ese valor hasta $800.000 pagan un impuesto del 10% y por arriba de ese monto el tributo es de 20%. La idea sería la de llevar a la primera escala a $400.000 lo que significaría una suba de poco más de 14%. Según cuál sea la fuente la escala más alta podría ubicarse entre $900.000 y $920.000 pero también hay quienes aseguran que desde Hacienda se impulsa la idea de que la alícuota más alta no se modifique. La alternativa más dura -pero con menos posibilidades- es la de hacer un ajuste de menor porcentaje, cercano al 10%, o directamente no hacer cambios.

Los empresarios esperan que hoy haya una definición para que la resolución esté publicada mañana en el Boletín Oficial y las concesionarias puedan tener precios confiables para cerrar operaciones durante el fin de semana. De no oficializarse mañana el nuevo esquema, las operaciones se frenarían hasta nuevo aviso. Esto ya sucedió a fin de año porque la norma salió publicada el 6 de enero.

Si bien esto afecta sólo a los autos más caros, al no tener un precio definido en ese segmento tampoco se pueden establecer los valores para los 0 km que regirán durante julio. Un problema más en un momento en el que la demanda está menos firme que meses atrás.

Gentileza Autoblog

Comentarios

Comentarios