¿Por qué son tan caros los celulares en la Argentina?

Los modelos de alta gama rondan los 25.000 pesos. Son los valores más altos de la región. Algunos teléfonos salen el doble que en Chile y hasta tres veces más que en Estados Unidos

 

Procesadores de última generación, cámaras con gran resolución y pantallas con excelente definición. Todo eso y más prometen los smartphones que se lanzaron al mercado en el último tiempo. Sin embargo, tenerlos puede ser un lujo para pocos. Al menos si uno piensa adquirirlos en la Argentina, donde se paga por un mismo modelo hasta tres veces más que en otros países.

Y esto no es todo: la Argentina tiene los precios más altos de la región. Es decir que el consumidor también sale perdiendo si se comparan los valores vigentes en Chile o Brasil, por ejemplo.

Captura

En el caso del LG V1, el modelo más caro que se vende en los comercios locales, las diferencias son abismales. Mientras que en la Argentina cuesta $25.999 (unos USD 1.733), en Chile se podría adquirir por USD 902 y en Estados Unidos, por 514 dólares.

En el caso del Moto X Style (que es dentro de los modelos top es uno del os más económicos), la brecha es más grande todavía. Por el monto que en el país se adquiere un dispositivo, en Estados Unidos se compran tres.

El Samsung S7 Edge está en torno a los $22.999 (unos USD 1.560), en Chile vale USD 1.112, un 40% menos. Y por la suma que se gasta a nivel local, en los Estados Unidos se podrían comprar dos teléfonos de esa marca.

Las diferencias son más evidentes si se compara este producto con otros bienes de consumo. Con los $25.999 que uno necesita invertir en un LG V10 en el país, se pueden comprar de mínima dos pasajes a Miami: cada uno sale en torno a los $10.737 finales para viajar en agosto en clase económica. Y por el valor de un Samsung S7 Edge se puede comprar una moto Mondial RV 125.

descarga

¿Las razones?

El costo de traslado

“Uno de los principales motivos por los cuales estos valores son tan altos es que, tal como lo determina la ley, los componentes se importan y se ensamblan en el país. Acá las industrias están localizadas en Tierra del Fuego, esto supone un costo de flete muy alto que se incorpora al valor del celular”, le explicó a Infobae Lorenzo Sigaut Gravina, economista jefe de la consultora Ecolatina.

Los salarios

Los componentes llegan a Buenos Aires, de ahí se trasladan al sur, donde se arman los dispositivos y luego éstos se vuelven a llevar hacia Buenos Aires y el resto de las provincias donde son distribuidos. “A esto hay que sumarle el costo laboral. En Tierra del Fuego se pagan los salarios más altos del país”, remarcó Enrique Carrier, titular de la consultora Carrier y Asociados.

“Esta situación lo que hizo fue generar un mercado negro muy grande. Se estima que el año pasado ingresaron al país, al menos, dos millones de teléfonos de contrabando”, añadió el especialista.

La carga tributaria para proteger al mercado interno es importante. Para ingresar nuevos dispositivos se deben pagar derechos de importación (16%) e impuestos internos (17%) y además hay que hacer un trámite de homologación en el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM).

La financiación

“En la Argentina tanto el precio de contado como el financiado es el mismo, con lo cual el consumidor termina pagando un precio final muy alto porque dentro del valor se suma esa financiación”, detalló

Alejandro Mayoral, licenciado en economía y presidente de AFARTE (Asociación de Fábricas Argentinas de Terminales de Electrónica). Se calcula que esta financiación incrementa el valor, en torno a un 45 por ciento.

Gentileza Infobae

Comentarios

Comentarios