¿Porque a los malos siempre les va mejor?

Si alguna vez te has sentido frustrado porque otras personas prosperan gracias a medios ilegales, mientras que tú te esfuerzas por hacer lo correcto y parece que no tienes éxito; entonces es hora de cambiar de actitud.

Es común desalentarnos cuando el hacer el bien parece ser inservible en comparación al mal. La facilidad con la que se obtienen las cosas por medios fraudulentos es un gran atractivo cuando estamos pasando por momentos de necesidad. No obstante, no es justificación para caer en ello.

Esta situación se da prácticamente en cada etapa de nuestra vida; cuando alguien copia las respuestas del examen, cuando se gana un trabajo por influencias y no por conocimiento, etc.

Entonces, si practicar la verdad y justicia es lo correcto, ¿por qué envidiamos a los que triunfan gracias al mal? Estas dos razones te ayudarán a entender lo vano que es anhelar tener lo mismo:

1. No dura con el tiempo: La Biblia advierte que debemos alejarnos de la gente que practica el mal (Proverbios 24:1); no solo porque no debemos imitar ese tipo de conductas, sino también porque no tiene validez con el tiempo. De nada vale tener dinero o bienes materiales si el medio no es el correcto, pues al final, la justicia siempre llegará. No hay nada que genere más satisfacción que haber triunfado en algo, sabiendo que se hizo en la manera correcta.

2. No tiene verdadero valor: Dios no nos creó para vivir en la Tierra eternamente. Nuestro verdadero hogar está en el lugar que Él nos tiene preparado. Allí no podremos llevarnos las cosas que acumulemos aquí, entonces ¿para qué anhelarlas? (Mateo 6:19-21).

No dejes que el triunfo de otros cegué tus ojos, deseando querer hacer lo mismo, y poder  conquistar esos objetivos que tanto buscas hace años, no dejes que eso te invada y cometas acciones que el día de mañana te arrepientas. Sigue por el buen camino y se paciente, que al buen esforzado, su recompensa le llega cuando menos lo espera.

 

Gentileza CVC la voz
Ph Pexels

Comentarios

Comentarios