Claves para encontrar el trabajo ideal

Elegir una carrera porque el sector es un boom puede no ser la mejor idea; cómo encontrar los temas que te interesan y qué tener en cuenta para elegir una carrera

 

Al día después de la fiesta de graduación de la universidad, con el diploma en la mano y el título de “Gerente General” de tu propio destino, viene la pregunta obligada: ¿qué tipo de trabajo querés? ¿Dónde buscar empleo?

Elegir un sector que registre un boom puede representar un buen camino para una carrera profesional exitosa. ¿Pero quién puede preocuparse por desarrollar una profesión en una industria que está creciendo, si no se tiene el menor interés en ese campo?

De ahí que sea una elección trascendental, porque hay que recordar cuántas horas pasamos en el trabajo frente a las que dedicamos a cualquier otra cosa. Por eso hay que elegir sabiamente y escoger algo que realmente te guste, no solo porque te ofrezca crecimiento profesional

A continuación, algunos elementos a tomar en cuenta para seleccionar un trabajo que no te haga odiar los lunes.

Saber elegir

Un primer elemento importante al momento de elegir un empleo es que el éxito profesional se reduce a una simple verdad: algunas industrias están creciendo a un ritmo tan rápido que las oportunidades abundan.

Es el caso de personas que trabajan en áreas como robótica, biotecnología, inteligencia artificial o energía renovable. Un panorama distinto al compararse con aquellos que tienen empleos en la industria manufacturera, construcción o incluso administración de fondos de cobertura de inversiones.

Una industria en crecimiento atrae personas por el abundante número de oportunidades que ofrece. Sin embargo, con el tiempo más jugadores entran al mercado, incrementando el nivel de competencia y reduciendo las mejores oportunidades para cada uno.

Por eso, carreras como administración de fondos de cobertura entran en la lista de profesiones o industrias en descenso. La razón es simple: hay demasiadas personas buscando la misma oportunidad, lo cual inevitablemente reduce el número de ganadores.

Un segundo elemento a tener en cuenta es que las tendencias macro -como la globalización tecnológica- pueden producir cambios que hacen a las industrias menos atractivas (vendedor en una tienda) y otras mucho más (vendedor a través de internet). Así que si no estás seguro dónde se cruzan las oportunidades de trabajo y tus intereses, ¿qué se puede hacer?

020416090de4577

Ser honesto

Es una verdad fundamental que la mayoría de las personas realmente les gusta hacer cosas en las que son muy buenas. Así que vale preguntarse:

¿en qué sos bueno? ¿Cuáles son las habilidades que tenés? ¿Qué tipo de trabajo te gusta hacer?

Lo ideal es hacer una lista con estas respuestas y luego preguntarse en cuál carrera o empleo son valoradas estas habilidades que uno posee. De lo contrario, se puede terminar en un empleo donde tus talentos no son particularmente apreciados, lo cual no solo te hará infeliz, sino que será una pérdida de tiempo.

Hay que evitar terminar como esas personas que son buenas trabajando con el público y tienen un empleo donde todo el día están sentadas frente a una computadora haciendo redes sociales. Suena simple, pero es un hecho muy poderoso. Una vez que se reconocen cuáles son los talentos propios, la búsqueda de trabajo se vuelve más clara y es probable que seas más feliz con el trabajo que consigas.

Lo mismo aplica sobre el tipo de habilidades a desarrollar. Una vez que estás consciente de lo que te gusta hacer, puedes identificar las habilidades que te permitirán sobresalir en ese campo.

Sin embargo, esto no es una garantía de éxito, porque la verdad es que no importa cuán excitante es la industria o tipo de trabajo que te gusta: no es seguro que encuentres una oportunidad para desarrollarte o que podrás obtener las habilidades necesarias para mantenerte ahí.

Sé estratégico

¿Y qué pasa si no estás seguro de lo que quieres, en qué actividad eres bueno o qué es lo que realmente quieres hacer?

Esa pudiera ser la situación de los recién graduados en la universidad que no han tenido oportunidad de hacer muchas pasantías en empresas o estar en ambientes corporativos.

No es para angustiarse, pero hay que ser astuto en los próximos pasos. Por eso se recomienda utilizar la estrategia de maximizar tus opciones y experiencias. Eso significa involucrarte en proyectos tan diversos como puedas; y, si todavía estas en la universidad, buscar actividades extracurriculares, participar en clubes y hacer pasantías en distintas empresas.

Mientras más diversas son las actividades, más aprenderás de vos. Por cada año que pasas en la universidad deberías tener al menos una pasantía. Y si todavía no estás seguro cuando te gradúes, es clave seguir tratando distintas alternativas para probar lo que más te guste hacer.

Si sos lo suficientemente afortunado y encontrás esa actividad que te enciende, entonces hay que empezar a enfocarse aquí, pero mientras tanto, es importante seguir experimentando.

Cualquier cosa que hagas, no te quedes parado en la orilla del camino esperando que algo mágico te ilumine. Invertí el tiempo en vos mismo -no olvides que sos el gerente general de tu vida- y encontrá un trabajo que te guste hacer.

u46

Sé inteligente

Hay algo más que debemos tener en cuenta el objetivo es darse la oportunidad de tener más opciones de carreras.

Hay que enfocarse en las habilidades más importantes que aplican al mundo que vivimos y al mundo que tendremos en el futuro. Estas habilidades pueden utilizarse en cualquier tipo de empleo y son poco probables que sean asumidas por máquinas, haciéndolas muy valoradas.

De acuerdo con el reporte del Foro Económico Mundial sobre los empleos del futuro, difundido en enero de 2016, estas habilidades son: capacidad para resolver problemas complejos, pensamiento crítico, creatividad, manejo de personas e inteligencia emocional.

El mensaje clave a recordar es: tu carrera no es algo que escapa a tu control. De hecho, es una de las cosas más importantes que administrarás intensamente, como corresponde a tu función de gerente general de tu vida.

Si podés sentir los domingos a la noche como si fueran un viernes en la noche, entonces podrás estar seguro de que acertaste en la carrera elegida.

Gentileza La nacion

Comentarios

Comentarios