La trata de personas no es un tema de otro, si ocurre en nuestra sociedad es un tema de todos

Elias Panarello

, Sociedad

La subsecretaria de acceso a la justicia del ministerio de justicia y derechos humanos de la nación, maria fernanda rodriguez, opinó para télam sobre la situación de la trata de personas en la argentina al conmemorarse mañana sábado el día mundial contra la trata de personas.

 

El 30 de julio se conmemora el Día Mundial contra la Trata de Personas. Esta propuesta tiene su origen en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en ella se reconoce que el delito de trata constituye una grave amenaza para la dignidad y la integridad de las personas, para los derechos humanos y el desarrollo.

En el marco del Plan de Acción Mundial que desde el año 2010 la ONU lleva adelante, se manifiesta la importancia de crear mayor conciencia en los Estados, en los medios de comunicación y en la sociedad civil, acerca de la situación de las víctimas de trata de personas y la necesidad de promover y proteger sus derechos.

El documento establece claramente la relación contributiva que los factores sociales, económicos, culturales y políticos tienen con ese fenómeno, así como la necesidad de reforzar la respuesta del sistema de justicia penal, aspectos fundamentales para la prevención y el combate de la trata de personas y la protección, ayuda y resarcimiento de las víctimas.

Reconoce también que, “con frecuencia, las víctimas de trata son objeto de múltiples formas de discriminación y violencia, por motivos como el género, la edad, discapacidad, el origen étnico, la cultura y la religión, así como por su procedencia nacional y social, que esas formas de discriminación pueden por sí mismas fomentar la trata de personas”.

La ley 26.842 para la Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas avanzó sobre su predecesora, la ley 26.364, entre otras cuestiones, eliminando la posibilidad del consentimiento en la víctima mayor. Si bien era insostenible afirmar que la esclavitud puede ser consentida, este reconocimiento legal expreso, es un activo importante a la hora de derrotar judicialmente patrones socioculturales arraigados en una sociedad patriarcal y patricia que naturaliza ciertas prácticas esclavistas.

maxresdefault (3)

En la actualidad, se hace necesario empezar a deconstruir imaginarios sociales que piensan las situaciones de trata solamente asociadas con “la explotación sexual”, como así también aquellas que visualizan una víctima de trata con una persona que veríamos “privada de su libertad ambulatoria”, “encadenada”, “encerrada bajo llave”, las formas de sometimiento que manejan los tratantes son mucho más invisibles, peligrosas y crueles, son prácticas antiguas de engaño y coacción que descansan en la vulnerabilidad, la necesidad y los sueños de las personas.

Aún sin cadenas, la libertad de una victima de trata se encuentra cabalmente condicionada por la situación que vive en el lugar de explotación, ha sido engañada, con una promesa de trabajo digno bajo condiciones económicas que nunca coinciden con las esperadas.

El alejamiento de su círculo social, profundiza la situación de vulnerabilidad preexistente, está lejos de su lugar de origen, sus vínculos sociales se han roto, carece de dinero y su situación migratoria (en el caso de víctimas extranjeras), en la mayoría de los casos es irregular. Estos entre otros muchos factores, como nivel educativo, hacen que les resulte muy difícil radicar una denuncia, relatar la situación vivida y especialmente reconocerse como víctimas.

Las organizaciones delictivas han ido mutando sus modus operandi, con el objeto de tornar invisibles los elementos constitutivos del delito, reconocidos por la legislación vigente. Así muchas veces entrenan a sus victimas en el tipo de respuesta que deberían brindar en los allanamientos, les permiten tener sus celulares pese a no tener crédito y trabajan en ellas sobre la falsa expectativa de un sueldo que nunca se hará realidad.

Por ello es necesario una constante y permanente capacitación sobre la temática, dirigida a todos los actores involucrados (Fuerzas de Seguridad, Equipos Interdisciplinarios, Poder Judicial, Ministerio Público), así como el incesante replanteo que los equipos interdisciplianrios deben hacer en sus modos de intervención con las víctimas.

En el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos funciona el Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata, el cual lleva adelante una tarea muy valiosa que comenzó en el año 2008, luego de la sanción de la primera Ley, el cual tiene como función principal la identificación, protección y asistencia de las víctimas desde el momento en que son rescatadas de las redes criminales.

A raíz del trabajo realizado, se han rescatado un total de 10.256 víctimas hasta el 30 de junio de 2016.

También funciona en el Ministerio una linea de denuncias nacional, gratuita y anónima bajo el número 145, que funciona todos los días del año las 24hs. La disponibilidad de esa línea es un activo fundamental del que pueden hacer uso todos los habitantes, la trata de personas no es un tema de otro, si ocurre en nuestra sociedad es un tema de todos.

(*) Subsecretaria de Acceso a la Justicia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

Gentileza Telam

 

Comentarios

Comentarios

Deja una respuesta