La Justicia porteña autorizó el aumento del subte a $7,50

La Sala III de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de la Ciudad de Buenos Aires hizo lugar a la apelación del gobierno porteño y rechazar el amparo dispuesto por el juzgado de primera instancia.

 

La Justicia porteña autorizó el aumento del subte a 7,50 pesos al hacer lugar a la apelación interpuesta por el gobierno de la Ciudad al fallo de primera instancia de la jueza Elena Liberatori de junio pasado, que había suspendido el aumento hasta que se conociera el valor técnico.

El fallo de la sala tres de la Cámara en lo Contencioso Administrativo decidió por voto dividido hacer lugar al recurso de apelación del gobierno porteño y dejar vigente la tarifa que se resolvió en la audiencia pública del 15 y del 27 de junio pasados, que era de 7,50 pesos.

De esta forma el importe se incrementa tres pesos, es decir un 40% a los valores que estaban vigentes y empezará a regir a partir del martes 1 de noviembre.

El Auditor General de la Ciudad, Facundo del Gaiso , quien fue el amparista que presentó el recurso que hoy fue rechazado por la Cámara, dijo a Télam que el fallo “no atacó la cuestion de fondo que era saber el valor de la tarifa técnica sobre la cual se calcula el incremento”.

“Sólo se remite a decir, al igual que el fiscal de Cámara, que la vía del amparo no era la adecuada, que había que seguir un recurso ordinario entonces seguimos sin saber cual es el valor en el que se basan para incrementar la tarifa y el año que viene vamos a tener el mismo problema”, dijo del Gaiso.

El auditor destacó, además, que el voto en contra del juez Hugo Zuleta hace hincapié en que para fijar el valor de 7,50 se tomó la cantidad de personas pagantes que había al 2014 que era de 250 millones de personas al año, cuando Sbase hizo público que este año ascendía a 312 millones y, si aumenta la cantidad de personas que pagan no debería subir la tarifa”.

Por su parte, el diputado Alejandro Bodart (MST) otro de los amparistas, dijo que “mañana vamos a apelar esta sentencia dividida e infundada de la Cámara, que no responde ninguno de nuestros argumentos sobre los costos inflados ni el destino incierto de los subsidios millonarios a la concesionaria del servicio”. “Lamentablemente, una vez más la justicia actúa de manera funcional al gobierno porteño y a la empresa Metrovías.”

Y agregó: “Ahora nuestra prioridad es frenar este tarifazo injustificado, pero seguimos insistiendo en la necesidad de terminar de una vez por todas con la privatización y reestatizar el subte con control de los usuarios y los trabajadores. Es la única salida para tener un servicio público eficiente, seguro y económico.”

Liberatori apuntaba a que en la audiencia pública se habían planteado objeciones al cálculo tarifario que no fueron tenidas en cuenta por la empresa Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), una sociedad del Estado porteño.

La jueza de primera instancia había dicho que en la decisión de subir la tarifa a 7,50 pesos se ignoraron las observaciones de la Auditoría de la Ciudad y el Ente Único Regulador de los Servicios Públicos.

Al resolverse la tarifa a 7,50 en la audiencia, el ex director del Sbase Juan Pablo Piccardo, estimó que la llamada “tarifa técnica”, que establece el costo total del servicio por viaje sin los subsidios ascendía a 13 pesos, 3 pesos más que lo señalado por la Auditoría porteña, debido “al incremento en costos de mantenimiento y apreciación de material rodante”.

Desde que la administración macrista tomó el control del servicio, hubo tres modificaciones. La más fuerte fue del 127% y ocurrió en enero de 2012, cuando la tarifa pasó de 1,10 a 2,50. durante el fallido primer intento de traspaso de la Nación a la Ciudad, y se postergó un año.

En el año 2013, cuando se hizo efectivo el cambio de mando, hubo un aumento del 40%, que llevó el boleto a 3,50 pesos, mientras que en marzo de 2014, el último, fue de un 29%.

En total, entre 2011 y 2014, la variación fue del 309% y en el período 2007-2014 alcanzó el 543 por ciento.

Sbase agregó tras esa audiencia que con la nueva tarifa continuará vigente el sistema de tarifa escalonada, que beneficia a los pasajeros frecuentes.

De esta manera, aquellos usuarios que realicen de 1 a 20 viajes pagarán 7,50 pesos cada uno; entre 21 y 30, 6 pesos; de 31 a 40 viajes, 5,25 pesos; y de 41 viajes en adelante, 4,50 pesos. El Premetro, por su parte, pasará a costar $ 2,50.

Gentileza Telam

Comentarios

Comentarios