El equipo argentino trajo la Davis al país y destacó su valor histórico

El equipo campeón de la Copa Davis el último domingo en Croacia aterrizó poco después de las 9 en la Argentina y brindó una conferencia de prensa en el aeropuerto de Ezeiza. “Esto me va a dejar dormir por mucho tiempo”, aseguró Juan Martín Del Potro, quien destacó la unión del grupo para lograr el objetivo.

 

Del Potro, Federico Delbonis, Leonardo Mayer, Guido Pella y el capitán Daniel Orsanic pisaron suelo argentino cerca de las 9 de la mañana tras descender del vuelo procedente de Londres. Una hora después, atendieron a la prensa en la sala de conferencias del aeropuerto de Ezeiza.

El primero en tomar la palabra fue Orsanic, quien agradeció el recibimiento y luego destacó el grupo que se formó: “Todo se basa en la buena predisposición de los jugadores, en alinearse”. “El propósito estuvo por arriba de todo nombre, de cada jugador”, destacó.

davis-1

Luego fue el turno de Del Potro, quien continuó por la misma línea trazó el capitán: “Esto lo lograron cuatro grandes personas, cuatro grandes amigos. Nos cuesta caer y tomar conciencia de lo que tomamos”. Luego, aseguró que se trata de algo histórico para el tenis argentino: “Se toma como algo histórico, soñado. Algo impensado ganar toda la copa de visitante. Después de tantas finales perdidas y tanto esfuerzo, hoy se pudo”.

Por otro lado, el tandilense diferencio esta final ganada de las anteriores cuatro perdidas: “Cada una es diferente. Acá me todó jugarla con compañeros diferentes y otro cuerpo técnico. La previa fue ideal. Todo llevó al resultado final. Cuando se logra la unión, la buena onda se pueden lograr sueños como estos”.

Finalmente, aseguró que con la obtención de la Davis se sacó un karma de encima y que ahora podrá“dormir tranquilo”. Además, adelantó que le cuesta mucho plantearse nuevos desafíos a futuro, y que quiere esperar a ver como queda su muñeca.

davis-2

Otro que habló fue Delbonis, quien aseguró que su partido frente a Ivo Karlovic fue de los mejores que disputó en Copa Davis: “Tanto mi nivel tenistico como mi enfoque fue de lo mejor. Nos estábamos jugando mucho más que un partido de tenis”. Luego, confesó como vivió la espera mientras esperaba que se resuelva el partido de Del Potro: “Fue muy difícil esperar en el hotel sin saber si jugaba o no. En el cuarto me sacaron del televisor porque estaba con los mismos nervios, la misma ansiedad. Después sabía que era un punto delicado, un jugador delicado”.

Gentileza Ambito

Comentarios

Comentarios