Ganancias: quiénes pagarán menos impuesto con la nueva deducción de alquileres

El nuevo beneficio se incorpora en el proyecto de ley oficialista, junto a la deducción de viáticos

 

La inflación generó todo tipo de distorsiones en los últimos años. Y luego de cada actualización paritaria, muchos trabajadores en relación de dependencia se encontraban con una ingrata sorpresa en el recibo de sueldo: empezar a pagar (o pagar más) impuesto a las ganancias.

La suma de todas las deducciones posibles para pagar menos impuesto, como las cargas de familia (como cónyuge o hijos a cargo), los gastos médicos, los intereses de préstamos hipotecarios y las donaciones son consultas cada vez más frecuentes en el menú de descuentos para los contadores.

Con el nuevo proyecto oficial con media sanción en el Senado, el Gobierno tomó en cuenta un beneficio para los inquilinos que pedía la oposición: el apartado de deducciones por alquiler. Esto quiere decir que los solteros que cobren más de $28.000 brutos por mes y los casados con hijos con un salario mayor a los $37.000 brutos podrán hacer esta deducción, porque pagan este gravamen.

Pero para obtener este beneficio, los contribuyentes que pagan Ganancias deben cumplir algunos requisitos:

• Se podrá deducir hasta el 40% de un alquiler destinado a vivienda. Por ejemplo, para un alquiler de $10.000 se aplica la deducción de hasta 4.000 pesos mensuales. Son $48.000 por año.

• El límite anual para deducir es $51.987, según lo indica el artículo 2 del proyecto. “Siempre se deduce según la cantidad de dinero que pague como impuesto. Si paga menos que $51.987, con este ejemplo llega a deducir todo. Si paga más, será afectado por el impuesto aunque a un menor nivel”, explica el tributarista Daniel Lejtman.

• Para entender mejor cómo funciona, Infobae analiza un ejemplo. Un trabajador gana $45.000 brutos ($37.350 de bolsillo) y con las nuevas escalas le retienen 733 pesos por mes. En un año pagaría $9.529 de impuesto, porque son 13 meses al contar el medio aguinaldo de julio y diciembre. Si tiene un alquiler de $10.000 puede deducir hasta $4.000 por mes, pero llega a cubrir dos meses y unos días porque paga 9.526 pesos de impuesto. Así, la deducción encuentra su propio tope. “No se puede deducir lo que no se paga”, resumió Iván Sasovsky, tributarista.

• La deducción no es para todos, porque “no se puede ser titular de ningún inmueble cualquiera sea la proporción”, de acuerdo con el proyecto que pasó a Diputados. ¿Tiene una parte de un local comercial, casa o departamento? Queda fuera. ¿Compró una cochera? También queda fuera.

• Los tributaristas coinciden en que el contribuyente deberá presentar a su empleador un contrato de alquiler para probar el valor del alquiler, aunque aún no está reglamentado y se desconoce el nivel de detalle. ¿Por qué a la empresa? Porque actúa como un agente de retención de Ganancias ante la AFIP.

Si el contrato de alquiler está a nombre de dos personas, un contribuyente podría deducir hasta el 40% sobre la mitad del alquiler mensual. Si la otra persona también paga Ganancias, puede deducir lo que le corresponde.

El cambio en el proyecto demuestra que no todo se actualizó. Los $20.000 anuales de intereses de préstamos hipotecarios que se pueden deducir no se actualizaron. “Lo ideal es que se use el mismo tope de 51.000 pesos, pero no sucedió “, concluyó Sasosvsky.

Gentileza Infobae

Comentarios

Comentarios