Avanza el plan para reducir 15% las cuotas de los créditos hipotecarios

La Ciudad presentará hoy el proyecto a la Legislatura. Bajan ingresos Brutos de 7% a 1,5%

 

Tras los anuncios efectuados por los presidentes de los principales bancos públicos hace un par de semanas, el Gobierno porteño tiene listo el proyecto que beneficiará a miles de deudores hipotecarios. Se trata de una reducción sustancial del impuesto a los Ingresos Brutos desde el 7% al 1,5% para los intereses de los préstamos hipotecarios, que además se aplica para el ajuste de capital en los préstamos indexados.

El texto fue elaborado por el ministerio de Hacienda, a cargo de Martín Mura, y se calcula que la disminución de las cuotas que pagan los deudores hipotecarios caerá en promedio un 15%. El impacto será tanto para los nuevos créditos que se otorguen como para los que se encuentren vigentes. La única condición es que se trate de créditos dirigidos al financiamiento de la vivienda única y familiar. Será para las hipotecas de todos los bancos que se hayan otorgado en la ciudad de Buenos Aires.

El esfuerzo fiscal del Gobierno porteño es significativo y llegaría a unos $ 200 millones anuales. Pero el objetivo es recuperar esa suma por dos vías: una fuerte expansión del crédito hipotecario (esperan que se duplique el stock en los próximos meses) y un mayor nivel de actividad económica especialmente en real estate, que permitiría recaudar vía otros impuestos como Sellos.

Además de la Ciudad, también la provincia de Buenos Aires elevará un proyecto similar en los próximos días. En el caso de este distrito el esfuerzo es aún mayor, ya que la alícuota bajaría desde 8% a 1,5%.

Se espera que la caída de ingresos sea compensada vía más crédito y una aceleración de la actividad económica

La reducción impositiva para mejorar el valor de la cuota y permitir un mayor acceso al crédito hipotecario había sido reclamada por el propio Presidente Mauricio Macri. Y luego los tres presidentes de los principales bancos públicos adelantaron que se trabajaría en esa dirección. Ahora resta saber qué otros distritos se sumarán a la medida. La decisión es delicada ya que en lo inmediato hay una pérdida de ingresos fiscales.

En los créditos a 30 años ajustados por UVA el impacto podría ser todavía mayor. Se trata de las líneas anunciadas por los bancos Nación, Provincia y Ciudad. Como en estos casos el impuesto se aplica tanto a los intereses como al capital, la reducción del valor de la cuota podría ser aún mayor. En cambio, en los préstamos a tasa fija que ya amortizaron muchos intereses (de acuerdo al sistema francés) el beneficio es un poco menor.

Los datos divulgados por el Colegio de Escribanos muestran que en la ciudad de Buenos Aires crece la cantidad de inmuebles que se vende con crédito hipotecario. Ya en marzo representó el 23% del total.

La expansión del crédito hipotecario es clave en el engranaje del Gobierno, que quiere llegar al objetivo de construir 100.000 viviendas por año. Para eso es fundamental el desarrollo del Plan Procrear, pero también de las líneas anunciadas por los bancos.

Gentileza Infobae

Comentarios

Comentarios