El paro en la línea 60 cumple una semana

La huelga, medida que la empresa considera “injustificada”, afecta a 250 mil pasajeros que utilizan ese servicio diariamente. El viernes habrá una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo

 

En el marco del conflicto en la Línea 60, los choferes y la empresa mantuvieron este martes una reunión en el Ministerio de Trabajo. Sin embargo, no llegaron a un acuerdo, se pasó a un cuarto intermedio, y el paro continuará por lo menos hasta el viernes a las 11 de la mañana cuando se volverán a reunir las partes para encontrar una salida a un problema que afecta a miles de pasajeros diariamente.

La huelga, medida que la empresa considera “injustificada”, comenzó la semana pasado, afectando el servicio en los 19 ramales de la línea 60, que transporta a 250 mil pasajeros uniendo la Capital Federal con los partidos bonaerenses de Tigre y Escobar.

60

En el marco de esta puja, trascendió que el jefe de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, quedó en medio de la polémica al conocerse que se fue a Miami de vacaciones mientras su gremio mantiene varios conflictos.

Trabajo hizo la semana pasada inspecciones en las terminales del barrio porteño de Barracas y de la localidad bonaerense de Ingeniero Maschwitz ante el reclamo de los choferes de “mayor seguridad”. “Sólo la terminal de Ingeniero Maschwitz recibió algunos requerimientos menores que no afectan de manera alguna la seguridad de la operación del personal”, dijo la compañía en su comunicado.

La firma dijo que a fines de febrero de 2017, luego de finalizar todos los procedimientos internos, se realizó la auditoría final para certificar la primera de las cuatro etapas de la Norma IRAM 3810.

La misma establece requisitos que tienen como finalidad permitirles a las empresas de transporte desarrollar e implementar buenas prácticas de seguridad vial, con el propósito de minimizar el riesgo de accidentes, incorporando todos los requisitos normativos aplicables a las empresas en el ámbito de desarrollo de sus servicios.

Monsa destacó que la Terminal de Barracas fue inaugurada en agosto de 2016, con una inversión de más de 180 millones de pesos, en un predio de 6.500 metros cuadrados donde además de la nueva administración y del garaje para la guarda de las unidades.

“El paro es arbitrario e injustificado. Persigue otros objetivos que los invocados y de modo alguno no representa a la gran mayoría de los trabajadores de la empresa que, aunque desean trabajar se ven impedidos de hacerlo, lo que les produce un daño irreparable, cual es la pérdida de los salarios correspondientes a los días no trabajados”, dijo la firma. Y lamentó que los pasajeros del servicio público “se vean perjudicados por una medida de la que la empresa no es responsable”.

A la huelga en la Línea 60 se suman tensiones en Córdoba y Buenos Aires por conflictos que involucran al sector del transporte, como las irregularidades en la obra social. Con Fernández de vacaciones, y ante la imposibilidad de un acuerdo, el Ministerio de Trabajo convocó a una nueva audiencia para el próximo viernes, 21 de julio, a las 11 de la mañana.

Gentileza Infobae

Comentarios

Comentarios

Deja una respuesta