Mujer predica el Evangelio a su agresor durante juicio y le pide que acepte a Jesús

Una de las víctimas de abuso sexual le pidió a su agresor durante el juicio en el tribunal, que se arrepienta de sus pecados y acepte a Jesús, quien puede perdonarlo y transformar su corazón.

 

Rachael Denhollander, una gimnasta que se convirtió en la primera víctima en acusar públicamente al ex médico Larry Nassar, también se convirtió en la última en presentar su declaración ante el tribunal antes de la sentencia, mencionando a Cristo y el mensaje del Evangelio.

Rachael se dirigió a su agresor haciéndole un llamado sincero a salvar su alma, al tiempo que lo hacía responsable de sus horribles acciones. La mujer señaló el uso de Nassas de una Biblia durante el,juicio.

GYMNASTICS-USA-ABUSE

Te has convertido en un hombre gobernado por deseos egoístas y perversos, un hombre hecho por sus acciones diarias de egoísmo y perversión”, dijo la mujer “Escogiste perseguir tu maldad sin importar lo que le cueste a los demás”.

Desde allí, Rachael recurrió al mensaje central del Evangelio, señalando que el Nuevo Testamento describe a un Dios que ama incondicionalmente a la humanidad y que envió un salvador para probarlo.

“Si has leído la Biblia que llevas, debes de saber que la definición de amor sacrificial es de Dios amando tan sacrificadamente, que dejó todo para pagar la pena por el pecado que no cometió. Por su gracia yo también elijo amar de esta manera”, expresó.

26nassar-overview-still-superJumbo

La mujer dijo que el perdón no proviene de hacer buenas obras para borrar lo malo, sino que explica que requiere un verdadero arrepentimiento. “El perdón llega después del arrepentimiento, que exige reconocer lo que hiciste. Sin excusas, sin fingir que puedes cubrirlo con cosas buenas”.

Leyó Mateo 18: 6 y citó las palabras de Jesús acerca de la condenación que sigue a aquellos que dañan a los niños.

Después de explicar las consecuencias del pecado, Rachael habló también sobre la gracia de Dios, “Eso es lo que hace que el Evangelio de Cristo sea tan dulce”, dijo. “Yo oro para que experimentes algún día el peso de la culpa del alma, para que después puedas arrepentirte de verdad y consigas el perdón de Dios”.

Gentileza Acontecer Cristiano

Comentarios

Comentarios