Los musulmanes cierran el cerco contra el crecimiento de las iglesias cristianas

El aumento de la persecución religiosa a los cristianos se intensificó con el inicio de las campañas electorales en el país ese año.

La presencia de un partido más abierto a la diversidad religiosa, como es el MSP, que es de oposición, ha hecho que los pocos cristianos que existen en el país sean vistos como amenazas al régimen de mayoría musulmana.

“Desde noviembre del año pasado vienen cerrando las iglesias, diciendo que son ilegales“, dijo Ali Khidri, presidente de la Sociedad Bíblica de Argelia. La opinión del líder cristiano no está aislada. Él y otros dos pastores, Mustafa Karim y Youssef Ourahmane, todos miembros de la Asociación de Iglesias Protestantes de Argelia, entienden que hay una persecución religiosa sistémica, partiendo del propio gobierno argelino:

Las presiones aumentaron significativamente desde finales de 2017, cuando los inspectores del gobierno pasaron a exigir licencias autorizando el culto no musulmán”, afirma un informe publicado por organizaciones como las Puertas Abiertas y Middle East Concern, que monitorean el nivel de persecución religiosa en el mundo.

A las entidades afirman que el incumplimiento de las obligaciones puede acarrear multas que varían de U $ 1,400 a 4.200 dólares. La intención del Gobierno es impedir elproselitismo religioso”, contrario a la doctrina islámica. En la práctica, por lo tanto, se trata de un intento de impedir el avance del cristianismo, que es plural y democrático.

Gentileza de BT

Comentarios

Comentarios