La ministra de Educación porteña calificó de “disparate” la toma de colegios por el aborto

Soledad Acuña fue muy dura al hablar sobre las protestas que hacen alumnos de algunos colegios porteños para expresar su respaldo a la legalización del aborto.

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, aseguró este lunes que no está de acuerdo con las tomas de alrededor de 20 colegios que se realizan en la Ciudad de Buenos Aires, en respaldo a la legalización del aborto. “Es un disparate. Cualquier cosa que corte el derecho a la educación está mal”, afirmó declaraciones radiales.

Para la funcionaria criticó también a la Justicia, que en abril se suspendió el protocolo de actuación que había elaborado el gobierno porteño para aplicar en casos de toma de escuelas. “Es un disparate que haya una justicia que no permite tener un procedimiento para actuar en esta situación”, manifestó.

Como alternativa planteó que los estudiantes expresen sus posiciones en otros ámbitos. “Si quieren manifestarse que vayan con autorización de sus padres a la marcha del Congreso. En la escuela no podemos hacer que todos estén sometidos a la tiranía de unos pocos que deciden que no puede haber educa para los demás”, consideró.

Acuña contó que el viernes pasado los rectores de las escuelas porteñas recibieron un instructivo para actuar en situación de toma. “De acuerdo a la normativa vigente, deben llamar al Consejo de Derechos de Niños y Niñas y avisar a los padres”, sostuvo.

Este miércoles la discusión sobre la despenalización del aborto llega a la Cámara de Diputados. En las escuelas secundarias porteñas los estudiantes se reunirán en asambleas para decidir las medidas a tomar.

Gentileza M1.

Comentarios

Comentarios