La historia de la mujer iraní que se viste de hombre para poder ver el partido de su selección

En el país islámico está prohibido que las mujeres vayan a la cancha por ser un ambiente donde los hombres no cuidan sus modos, hablan de forma vulgar y muestran sus torsos desnudos.

Por primera vez en 40 años las mujeres iranies pudieron ir a una cancha de fútbol. No, no es un chiste. Desde el triunfo de la Revolución Islámica de 1979, tiene prohibido entrar a los estadios de fútbol ya que en ese contexto los hombres no ciudan sus modos, sus formas de hablar y hasta muestran el torso desnudo. Fue así que el Mundial de Rusia revolucionó y logró que las mujeres pudieran ver a su selección en el estadio de Teherán contra España.

Sin embargo hay una mujer que decidió quebrantar las normas y asistió igual. Lo hizo más de una vez y vestida de hombre. Se trata de Zahr Khoshnava. Con un nuevo corte de pelo, ropa holgada y una barba falsa pudo presenciar varios partidos de fútbol de su selección.

La mujer contó en varias oportunidades que era su sueño asistir a un partido de fútbol y después del terremoto en Teherán tomó la decisión: “¿Por qué morir en un terremoto y no realizar tus sueños? ¿Por qué no vas al estadio?” Así que decidí ir”, contó en alguna entrevista.

En Irán las mujeres pueden asistir a los partidos femeninos pero no a los masculinos.”Lo único que me preocupaba era cómo comprar un billete: era muy difícil pedir un billete, pero cuando pasé por el túnel y vi el terreno de juego, rompí a llorar“, dijo Khoshnavaz a los medios.

Las fotos de Khoshnavaz disfrazada dieron vuelta al mundo y ahora el club Persépolis FC apoyó su iniciativa por lo que ahora, cada vez que juega la llaman para invitarla a ir.

Gentileza:M1

 

Comentarios

Comentarios