La higiene bucal o higiene oral es una de las principales maneras de prevenir enfermedades en la boca, en las encías y en los dientes.

 

Pero imagínate lo que pasaría si quisieras limpiar una superficie con una esponja sucia. Lo mismo ocurre cuando tu cepillo de dientes no está en buenas condiciones. Por eso, también es muy importante el cuidado que le das a esta herramienta que usas todos los días. Descubre algunas recomendaciones para mantenerlo siempre en buenas condiciones, y que la limpieza sea efectiva.

Como te hemos contado en notas anteriores, el mantener una rutina diaria de buena higiene oral te ayudará a prevenir, entre otras cosas, la aparición de caries, la pérdida de los dientes, enfermedades de las encías y otros problemas en el futuro. También te ayudará a mantener un aliento agradable y una bonita sonrisa.

Recordemos algunos de los principales cuidados que debes seguir para mantener una buena salud oral:

 -Cepillarte los dientes con una pasta dental con fluoruro, al menos dos veces al día (después de desayunar y antes de acostarte, y si puedes también después de cada comida y de tomar refrigerios dulces)

 -Dedicar por lo menos tres minutos cada vez que te cepilles los dientes. Es importante que te cepilles todos los dientes y en todas sus caras: por delante, por arriba y por detrás.

 -Si quieres, también puedes cepillarte la lengua, para mantener el aliento fresco, pero evita cepillarte las encías ya que puedes lastimarlas (el cepillo de dientes no es la herramienta indicada para    estimular las encías, puedes darles un masaje suave con un dedo limpio o usar un estimulador de hule hecho específicamente para las encías).

Todas estas medidas son ampliamente difundidas a la hora de pensar en el buen cuidado de los dientes, las encías y la boca en general. Pero imagínate lavando el auto, los platos o cualquier superficie que se te ocurra con una esponja sucia, ¿qué ocurriría?

bacterias

Lo mismo pasa con tus dientes, aunque no se hable tanto de cómo mantener al cepillo dental en condiciones óptimas para que la limpieza sea efectiva. Ahora lo sabes. Además de cuidar la boca, es necesario conservar el cepillo de dientes en buen estado y libre de gérmenes. Y para que puedas incluir este hábito en tu rutina de higiene oral

las siguientes 9 recomendaciones te pueden ayudar tanto para un cepillo manual como para uno eléctrico:

 1-Asegúrate de usar un cepillo de cerdas suaves y cámbialo cada tres meses o cuando sus cerdas estén dobladas (algunos cepillos cambian de color cuando es necesario renovarlo).

 2-No compartas los cepillos de dientes y ensénales a los niños a que no lo hagan, ya que esto aumenta el riesgo del contagio de infecciones entre quienes comparten el cepillo.

 3-Después del cepillado, enjuaga el cepillo dental cuidadosamente con agua corriente, para remover la pasta dental y otras impurezas que puedan quedar en él.

 4-No es necesario que remojes tu cepillo de dientes en soluciones desinfectantes o enjuagues bucales, esto puede contaminarlo cuando la solución se utiliza con otros cepillos o durante un período     largo de tiempo.

 5-Tampoco es necesario que utilices lavavajillas (una máquina para lavar trastes), un horno de microondas o rayos ultravioletas para desinfectar tu cepillo, ya que todo esto puede dañarlo.

 6-Luego de enjuagar tu cepillo dental, déjalo secar al aire libre y guárdalo en posición vertical, con las cerdas hacia arriba.

 7-Si varios cepillos comparten el mismo cepillero, no permitas que entren en contacto unos con otros.

 8-Tampoco los mantengas cubiertos ni en recipientes cerrados, ya que estas condiciones (el ambiente húmedo) son más propicias para el crecimiento de bacterias.

 9-Por último, si estas pensando en comprar o utilizar productos para desinfectar tu cepillo, ten mucho cuidado ya que esta práctica no está recomendada por los dentistas (odontólogos).

Con estas recomendaciones podrás mantener una sonrisa linda y sana por más tiempo. Y así como se recomienda que renueves (cambies) tu cepillo cada tres meses, recuerda renovar tu visita al odontólogo al menos una o dos veces por año, o según él o ella te lo indique cuando te examine.

Gentileza Vida y Salud

Comments

comments

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?