Por caída de precio de autos usados se paga 20% de más de seguro

 

Fue una escalada previsible. La Guerra de Precios entre las automotrices por las bonificaciones en los 0KM alimentó la ventas de autos nuevos. Sin embargo, al mismo tiempo, paralizó por completo el mercado de segunda mano. Hoy existe una brecha de hasta 40% entre lo que piden los dueños de autos usados y lo que ofrecen los compradores

Sin embargo, en el único lugar donde no bajaron los precios fue en las cotizaciones de las compañías de seguro. Las aseguradoras se resisten a acomodar los valores a la nueva realidad del mercado, porque esto implicaría reducir el costo de sus pólizas.

El diario Ámbito Financiero informó ayer que existe hasta un 28% de descalce entre la cotización de una compañía de seguros y el valor real de un auto.

Nota del diario Ámbito Financiero 

Por Horacio Alonso

El festival de bonificaciones para la compra de 0 km provocó el derrumbe del precio de los usados. Tanto es así que en las concesionarias, en muchos casos, se resisten a tomarlos como parte de pago. Pero ese no es el único “daño colateral” que provocó la decisión de las terminales de aplicar fuertes descuentos en los vehículos nuevos para atraer compradores. También impacta en el mercado de los seguros.

Si bien los precios de las unidades de segunda mano cayeron en lo que va del año cerca del 30%, esa reducción no se trasladó a los valores en los que las aseguradores cotizan los autos. Es por eso que, en la actualidad, el dueño de un vehículo está pagando por su cobertura en promedio un 20% más de lo que le correspondería por el valor en el que realmente podría vender su auto.

La compañías de seguros fijan la cotización de un vehículo sobre la base de la combinación de distintos datos: los precios que publican sitios especializados (pero es el precio pedido por el vendedor, no por el que se concreta la operación), los valores que difunde la Cámara del Comercio Automotor y un esquema de depreciación según la antigüedad del modelo. Un auto al salir de la concesionaria y hasta un año pierde entre el 20% y el 25% de su valor. A los dos años se le suma un 8% o el 10% más y así a medida que aumente la antigüedad. Esto sirve para fijar un valor teórico de un modelo.

seguros

Eso mantiene cierta lógica cuando el mercado se comporta de manera normal. Al producirse un hecho brusco que cambia las reglas de juego, como lo que está sucediendo este año, esos parámetros quedan desactualizados. Se podría argumentar que las bonificaciones de las terminales son estrategias coyunturales por lo que no tendría sentido adaptarse a ellas y lo que importa es el precio de lista.

Lo curioso es que esa política de descuento se viene realizando desde marzo, sigue en noviembre y todo hace pensar que se mantendrá en diciembre. Visto desde el cliente, la “coyuntura” puede parecer un tanto larga. En diez de los doce meses del año estaría pagando una póliza por un valor superior al real de su auto. Si lo vende por cuenta propia, la pérdida es menor. En cambio, si lo entrega en una concesionaria para la venta habría que descontarle el 15% que se llevan las agencias.

Gentileza Autoblog

Comments

comments

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?